Crumble de manzana y moras

Crumble de manzana y moras

El postre británico por excelencia. Sírvelo con crema caliente en invierno y con refrescante helado de vainilla en verano.

Ingredientes

Para el crumble

  • 3 g de harina
  • 60 g de mantequilla ablandada
  • 30 g de azúcar demerara
  • 30 g de copos de avena
  • Una buena pizca de canela

Para la crema de mantequilla

  • 170 g de azúcar en polvo
  • 125 g de mantequilla sin sal ablandada
  • Una buena pizca de canela

Para la tarta

  • 85 g de margarina suave
  • 3 g de mantequilla ablandada
  • 170 g de azúcar moreno en polvo
  • 3 huevos batidos
  • 170 g de harina con levadura
  • ½ cucharadita de levadura en polvo
  • 3 manzanas de mesa, por ejemplo Cox o Egremont Russet, peladas y troceadas
  • 150 g de moras
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación (8 personas)

  1. En primer lugar, prepara el crumble que cubrirá la tarta: introduce los ingredientes en la picadora Allure de Russell Hobbs y pica hasta que la mezcla tenga un aspecto parecido a las migas de pan.
  2. Para preparar la tarta, unta dos moldes circulares de 20 cm, cubre la base con papel de horno y enharina ligeramente los bordes.
  3. Echa la margarina, la mantequilla y el azúcar en un cuenco grande y mézclalo con ayuda de la batidora de mano Allure de Russell Hobbs hasta obtener una mezcla ligera y esponjosa.
  4. Añade el huevo poco a poco sin dejar de batir.
  5. Tamiza la harina sobre el cuenco con la mezcla y amasa con una espátula; una vez hayas añadido la harina echa un poco más de un tercio de las manzanas troceadas, 100 g de moras y el extracto de vainilla y vuelve a amasar la mezcla.
  6. Divide la masa de la tarta en dos partes iguales, coloca cada una en un molde y espolvorea dos tercios del crumble.
  7. Hornea ambas porciones de masa en un horno precalentado a 190 °C (170 °C si tiene ventilador) durante aprox. 20-25 minutos, pero comprueba las tartas tras 15 minutos.
  8. Una vez lista, la masa debería haber subido considerablemente y tener un color tostado y una textura esponjosa. Vuélcalas sobre una rejilla y deja que se enfríen.
  9. Cuece la manzana sobrante con una buena cucharada sopera de azúcar y déjala a un lado para que se enfríe.
  10. Para la crema de mantequilla, bate la mantequilla, el azúcar en polvo y la canela con la batidora de mano Allure de Russell Hobbs hasta que quede una mezcla ligera y esponjosa.
  11. Cuando el bizcocho se haya enfriado completamente, coloca la manzana cocida y dos tercios de la crema de mantequilla sobre una capa y tápalo con la otra capa de bizcocho.
  12. Con ayuda de una espátula extiende la crema de mantequilla sobrante por encima y adórnalo con el crumble y las moras sobrantes.
  13. Esta tarta es ideal para la merienda y es preferible servirla a temperatura ambiente.