Pollo macerado con lima y miel con patatas fritas caseras

Pollo macerado con lima y miel con patatas fritas caseras

Si te apetece probar una receta saludable, sin apenas calorías añadidas, cocina nuestro pollo macerado con lima y miel con patatas fritas caseras en la Purifry de Russell Hobbs. Con el práctico separador de alimentos, ¡podrás preparar las dos cosas a la vez!

Ingredientes

Ingredientes para el pollo:

  • 2 pechugas de pollo grandes y sin piel
  • 1 cucharada sopera de miel
  • 1 cucharadita de tomate triturado
  • El zumo de una lima
  • 1 guindilla fresca picada fina o bien una pizca de cayena seca triturada
  • 1 diente de ajo grande machacado
  • 2 cebollas tiernas cortadas a rodajas
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva o vegetal
  • 1 cucharada sopera de perejil fresco picado
  • Pimienta negra recién molida
  • Una pizca de sal


Ingredientes para las patatas:

  • 3 patatas grandes, peladas
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva o vegetal
  • ½ cucharadita de pimentón dulce
  • ½ cucharadita de orégano seco
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal marina

Preparación

  1. Corta cada pechuga de pollo longitudinalmente en unos 6 trozos.
  2. En un cuenco grande, mezcla la miel con el tomate triturado hasta obtener una pasta.
  3. Añade los demás ingredientes y mézclalo todo bien. Incorpora los trozos de pollo al adobo y muévelos para que queden bien recubiertos.
  4. Deja que repose durante 20-30 minutos.
  5. Precalienta la Purifry a 180 ˚C durante 5 minutos.
  6. En un cuenco grande, mezcla el aceite, el pimentón y el orégano.
  7. Añade generosamente pimienta negra molida y sal marina.
  8. Corta las patatas a lo largo en rodajas de 8-10 mm de ancho y después en tiras.
  9. Incorpora las patatas al aceite con las especias y remuévelas bien para que queden recubiertas.
  10. Introduce las patatas en una de las mitades del cestillo y el pollo en la otra Programa el temporizador 10 minutos.
  11. Dale la vuelta a los trozos de pollo y las patatas y deja que cuezan durante 15-20 minutos más hasta que las patatas estén crujientes y el pollo dorado y cocido por dentro.