Pasta básica

Pasta básica

Prueba a hacer tu propia pasta fresca con estas sencillas instrucciones.

Ingredientes
  • 315 g de harina
  • 1 cucharadita de sal
  • 1-2 cucharadas soperas de agua tibia
  • 3 huevos grandes
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva

Preparación (4 personas)

  1. Tamiza la harina en un bol. Bate los huevos junto con la sal, el aceite y el agua y añade la mezcla a la harina. Coloca el accesorio de gancho para masa y mézclalo todo hasta que la masa tenga forma de bola.
  2. Pon la masa sobre papel de horno y amásala enérgicamente con las manos hasta que adquiera una textura suave. Vuelve a hacer una bola con la masa, aplánala un poquito, envuélvela y ponla a enfriar al menos 15 minutos.
  3. Divide la masa en tres partes y amasa cada una de ellas en forma de cilindro. Alisa ligeramente los cilindros de manera uniforme con un rodillo de cocina antes de pasarlos por la máquina de pasta, con el grosor 1.
  4. Repite la operación con el grosor 2 de la máquina y continúa con el mismo proceso hasta alcanzar el grosor y la textura deseados.
  5. Corta la pasta en formas planas, como fetuchinis o tallarines. Deja reposar la pasta en una bandeja espolvoreada con harina y sobre una superficie plana.
  6. Cúbrela con un paño limpio para evitar que se seque y repite todo el proceso con los dos cilindros de pasta restantes.